Mi hijo habla muy alto

Psicología infantil: Mi hijo habla muy alto

En el centro en varias ocasiones nos hemos encontrado casos los cuales han acudido por problemas de obediencia o atención y a la hora de evaluar hemos detectado una dificultad en el niño muy diferente.

En el caso de los hijos que hablan muy alto. El que un niño hable muy alto de manera constante puede deberse a varios factores pero siempre deben de descartarse los problemas físicos.

En edades tempranas es muy importante acudir a especialistas formados en la infancia y que tengan la experiencia suficiente, ya que las evaluaciones en estas etapas son más complejas por las características de los niños.

El que un niño grite, parezca que no haga caso, prefiera estar solo, se meta en su mundo y le cueste relacionarse a nivel social, no siempre indica una posible alteración en las relaciones sociales o una introversión sino que puede esconder una deficiencia auditiva. En varias ocasiones nos hemos encontrado niños que tenían dificultades auditivas y habían sido pasadas por alto, o habían sido explicadas por problemas sociales, de conducta o porque “eran así”. El tener una dificultad auditiva lleva al sujeto a aislarse por no poder comprender el entorno así como a tener una conducta social de aislamiento por miedo. En ocasiones estos sujetos tienden a mirar mucho los labios o a intentar dirigir la cabeza del interlocutor hacia él o ella para poder escuchar mejor. Por todo ello es muy importante siempre descartar causas físicas de las dificultades presentadas siempre con profesionales especializados.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria Infantil

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *