Dislalia, qué es, qué hacer y sus consecuencias

Dislalia, qué es, qué hacer y sus consecuencias

Las dislalias hacen referencia a la dificultad que presenta el sujeto a la hora de articular uno o varios sonidos del lenguaje sin que esta sea como consecuencia de otra patología o alteración.

Dentro de las dislalias podemos hablar de dos tipos:

  • Fonética. Son debidas a dificultades en el sujeto en la coordinación motora lo que les lleva a presentar la dificultad articulatoria. Centro de este tipo de dislalias destacan el ceceo y seseo
  • Fonológica. Este tipo de dislalias tienen su causa en una dificultad en la discriminación de los sonidos o procesamiento secuencial de la información, lo que le lleva al sujeto a presentar dificultades en el análisis secuencial de los fonemas. En este tipo de dislalias destacan las sustituciones de un fonema por otro o alteración del orden de los sonidos por ejemplo decir /muciégalo/ en lugar de /murciélago/.

Qué se puede hacer

Lo primero es llevar a cabo una evaluación que determine la causa de la alteración y posteriormente realizar un programa individualizado de rehabilitación en el que serán estimuladas las áreas afectadas a través de ejercicios de articulación, discriminación y coordinación de movimientos. Es recomendable que el tratamiento se realice en edades tempranas debido a que el inadecuado aprendizaje de los fonemas en el lenguaje oral conlleva dificultades posteriores en la lectura y la escritura ya que el sujeto aprende los fonemas de manera errónea y posteriormente los reproduce de dicha manera. En ocasiones hay profesionales que recomiendan esperar a que evoluciones el lenguaje, pero esto puede ser contraproducente posteriormente en la adquisición de los aprendizajes escolares.

Belén Pozo

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *