MI HIJO SE MUERDE LAS UÑAS ¿ES NORMAL?. Belén Pozo Muñoz

Hoy en día cada vez llegan más casos a consulta con este motivo. Padres de niños que se encuentran en el primer ciclo de primaria, acuden comentando que sus hijos se muerden en exceso las uñas, se chupan el dedo o se tiran del pelo muy a menudo.

Todos estos comportamientos son . En muchas ocasiones estos son pasados por alto esperando a que se resuelvan o la situación cambie. Es cierto que en ocasiones estos son situacionales, lo que hace que cuando el acontecimiento estresante desaparezca estos también lo hacen. Pero la expresión del malestar a través de estas conductas nos indica que el niño tiene una tendencia a canalizar desadaptativamente la ansiedad. Por ello ante la aparición de los mismos debemos de observar su evolución e intentar determinar el motivo por el que estos han podido aparecer. En el caso de que no disminuyan, no haya un acontecimiento aparente que los justifique o altere la vida del niño, se debe acudir a un profesional.

Muchos padres no dan este último paso por miedo o desconocimiento del proceso que se lleva a cabo en el mismo. El acudir a la consulta de un psicólogo a veces se toma como algo tabú o negativo, en el caso que se plantea el profesional valorará al niño en diferentes áreas y una vez determinada la causa así como definido el comportamiento problema en todos sus componentes, a través de actividades lúdicas se llevará a cabo el entrenamiento en  estrategias de afrontamiento y canalización de la ansiedad a través de diversas vías.

Una actuación a tiempo previene problemas futuros.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *