La importancia del contacto ocular

La importancia del contacto ocular

El contacto ocular es la forma de comunicación esencial, a través del mismo detectamos cómo se siente el otro, se regula la comunicación y se aprende.

Este es en ocasiones poco valorado, y es esencial desde edades tempranas. A través del contacto ocular el niño aprende a comunicarse, busca al adulto cuando necesita algo o cuando quiere expresarse sin palabras. Este contacto favorece el adecuado aprendizaje del lenguaje, tanto expresivo como comprensivo. La ausencia del mismo puede ser una señal de dificultad o alteración en el niño, lo cual debe de ser obsservado y en el caso de que persista evaluado por un profesional.

Los niños que no tienen contacto ocular suelen presentar problemas en el lenguaje así como de relación social o inteligencia emocional, les cuesta ponerse en el lugar del otro o detectar su necesidad, lo que dificulta la comunicación social.

Para favorecer el mismo es muy importante realizar aspectos como:

  • Ponerse a la altura del niño cuando se le hable para mirarle a los ojos
  • Cuando el niño le mire hágale una señal de que lo está haciendo bien
  • Cuando le vaya a dar algún objeto al niño que le haya solicitado pongaselo a la altura de sus ojos antes de dárselo para que le mire
  • Juegue a ver quién aguanta más la mirada
  • Cuando le hable al niño y no le mire pare la conversación para que vea que sino mira no puede comunicarse
  • Cuando el niño le hable sin mirarle a los ojos digalé que no puede escucharle sino le mira a los ojos

Belén Pozo

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *