ÚLTIMOS AVANCES EN EL TRATAMIENTO DEL DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD. Elisa Vaca López

Los últimos avances en el tratamiento del Déficit de Atención (TDAH) consisten en técnicas modernas que nos llegan desde EEUU, dónde se llevan usando durante aproximadamente 10 años con un éxito importante, tanto es así, que allí siempre como primera medida para el tratamiento se usa esta técnica por ser no invasiva.

Nosotros estamos totalmente de acuerdo en probar primero con alguna técnica no invasiva que esté avalada por investigaciones clínicas y científicas, existen estudios que nos indican que el neurofeedback es igual de eficaz que el tratamiento farmacológico, con un éxito de 7 de cada 10 casos tratados.

Estas técnicas consisten en que el niño o sujeto sean conscientes de sus estados internos para así modificarlos y conseguir con ello que consigan una mejora de la atención.

 ¿Cómo se consigue ésto?

Para ello es necesario un psicólogo cognitivo o neuropsicólogo experto en procesos atencionales que entrene al niño a ser consciente de sus propios procesos y a cambiarlos por otros que sean realmente eficaces, por otro lado necesitamos aparatos médicos que tomen señales de estos procesos para así poder tomar datos objetivos de cuándo el niño está concentrado o no.

¿En qué consiste el tratamiento con Neurofeedback?

Se lleva a cabo una evaluación con EEG de la onda cerebral y se pone al sujeto ante una tarea que requiere concentración, cuando el sujeto consigue estar atendiendo, es decir, emite la onda adecuada, recibe información de que lo está haciendo bien, lo que le lleva a que se vaya modificando la honda cerebral la cual favorece que aprenda a estar concentrado durante periodos de tiempo cada vez más largos

¿Cómo son los aparatos?

Consiste en tres pequeños electrodos que se colocan en las orejas, a modo de pendiente y otro en la parte superior de la cabeza.

¿Necesita preparación previa?

No, simplemente la aplicación de una pequeña cantidad de crema donde se coloca el sensor.

¿Qué hace la máquina?

No hace nada, simplemente mide y registra las ondas del niño mientras hace la tarea, ya que se trata de un amplificador de señal.

A través de las maquinas no se puede modificar ninguna variable psicológica.

¿Cuándo se ven los cambios?

En 10 sesiones se ven cambios sustantivos; y en el tiempo entre 6 meses y 1 año y medio, dependerá del patrón de ondas que determina la evaluación, el tiempo de la evolución.

Disponemos de lista de espera para el tratamiento.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *