Los niños en la separación

Imagen 021

Los niños en la separación

La separación es un proceso que cada vez es más común en la sociedad pero este hecho no hace que su afrontamiento sea más sencillo.

Una separación es procesada como una pérdida por parte de los hijos, ya que a uno de los miembros de la pareja se les deja de ver el tiempo que está acostumbrado a hacerlo, en este proceso se requiere de una re-elaboración del concepto familiar.

¿Cómo puede afectar a los hijos?

Al igual que en otras situaciones dependerá de la personalidad del niño, por lo general en un principio se muestran en un estado de negación e intentan volver a “juntar” a sus padres, intentan que vuelvan a estar juntos de cualquier manera posible; en ocasiones llegan a sacar malas notas o a portarse mal para que ambos miembros de la pareja tengan que hablarse para solucionarlo. Suelen aparecer síntomas como cansancio, estados de irascibilidad tristeza, dolores físicos o dependencia.

¿Se pueden minimizar las reacciones?

Es cierto que cada niño es un mundo pero la premisa que siempre se debe de tener presenta es que los hijos afrontarán la separación en función de cómo sea transmitida y cómo sean los sentimientos de los progenitores ante la misma. Es muy importante que a la hora de transmitir la noticia se haga de un modo calmado, neutro y siempre haciendo hincapié en que el amor padres-hijos es diferente.

Si la sintomatología que presentan los niños se mantiene en el tiempo es muy importante acudir a un profesional para que guía qué hacer y poder ayudar al niño.

Belén Pozo

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *