Los miedos en la infancia y adolescencia

psicol3Los miedos son comunes en la etapa infantil y van disminuyendo a medida que va pasando la edad. Entre los niños más pequeños, resultan más frecuentes los miedos a la oscuridad, a las personas extrañas, a los seres imaginarios, a los ruidos fuertes, a los animales,… Por el contrario, entre los adolescentes, los miedos más comunes, giran en torno al fracaso académico, a relacionarse con el sexo opuesto, a la crítica, a ser observados por otros, al miedo a equivocarse, al aspecto físico o apariencia, a hablar en público, a sentirse rechazado por sus iguales,…

Si los miedos más típicos en etapas infantiles son físicos, a medida que pasan los años, los miedos son más de carácter social.

Ante situaciones de miedo, entre los cambios fisiológicos que más prevalecen se encuentran: taquicardia, dolores de cabeza, sudoración, sensación de vértigo, dificultades en la respiración, molestias en la tripa o estómago, tensión muscular,….

A nivel motor, las manifestaciones que se pueden dar son, la agitación o inquietud, tartamudeos, la huída, los gritos, llantos, insultos,…

A nivel más subjetivo, se encuentran los pensamientos, ideas o imágenes acerca de la situación que se teme, prevalece la inseguridad o la pérdida de confianza, los bloqueos en el pensamiento, la preocupación, las dificultades para tomar decisiones o concentrarse en los estudios,…

En función de la situación temida y de cada niño o adolescente, predominará un síntoma u otro y la intensidad de los mismos también variarán.

Miriam Benavides

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *