Padres y televisión

index.5Los padres tienen que tener cuidado y controlar el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla del televisor, ya que el tipo de contenidos puede ocasionar en ellos, ansiedad o generar ciertos miedos. Películas o programas que incluyan imágenes de carácter violento o escenas de terror inapropiadas para su edad, pueden originar cambios tales como inquietud, temor, alteración en el ritmo del sueño, llanto, enfado,… Por eso, es importante educar a los pequeños a la hora de ver la televisión.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta respecto a la actitud que los padres han de tomar cuando sus hijos ven la programación:

  • Se ha de utilizar el televisor en un contexto que sea familiar, es decir, hay que ayudar a los niños a que tengan un buen criterio a la hora de seleccionar lo que ven, y disfrutar con ellos del momento televisivo. De esta manera, en caso de que surjan dudas o haya contenidos que aclarar, los padres puedan orientarles
  • El tiempo de exposición ha de limitarse. No ha de ser mayor de dos horas
  • Hacerles ver la diferencia que hay entre ficción y realidad
  • Lo adecuado es que durante las comidas, la televisión se mantenga apagada y así favorecer la comunicación entre los diferentes miembros de la familia
  • Programas o películas para educar en valores como, amistad, respeto, solidaridad, el trabajo en equipo, el esfuerzo,…, son adecuados para enseñar este tipo de lecciones. Es de vital importancia, que los padres los enseñen en el contexto familiar desde que son muy pequeños
  • Encenderles la televisión solo cuando vayan a ver un programa concreto en lugar de encenderla por el mero hecho de ver que es lo que puede haber
  • El programa ha de ser adecuado a la edad del niño. Seleccionar adecuadamente los programas educativos
  • Los niños han de ver la televisión una vez hayan terminado de hacer los deberes o de estudiar, no antes porque de lo contario, va a dificultar que puedan concentrarse en la tarea escolar
  • Es importante que los padres motiven a los niños para realizar otro tipo de actividades de carácter lúdico, bien con hermanos, con amigos o en familia. Hay otras muchas formas de entretenimiento o diversión. Se aconseja practicar algún deporte, jugar al balón, montar en bicicleta, leer algún libro, ir al parque, jugar con los amigos,…
  • Cuando haya finalizado la película o los dibujos que querían ver, han de aprender a apagar la televisión
  • En los dormitorios de los niños no ha de haber televisores. El control de los contenidos por parte de los padres, es menor en ese caso
  • Las horas que los padres ven la televisión también han de limitarse, ya que estos son un modelo a seguir

Miriam Benavides

Psicóloga

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *