¿Qué es el Trastorno Negativista Desafiante? ¿qué puede hacer si a mi hijo se lo han diagnosticado?

servic5Según el DSM-IV, para que sea posible el diagnostico del trastorno negativista desafiante es necesario que se cumplan los criterios que se exponen a continuación:

 

  1. Un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante que dura por lo menos seis meses, estando presentes cuatro (o más) de los siguientes comportamientos:
  • a menudo se encoleriza e incurre en pataletas
  • a menudo discute con adultos.
  • a menudo desafía activamente a los adultos o rehúsa cumplir sus obligaciones
  • a menudo molesta deliberadamente a otras personas
  • a menudo acusa a otros de sus errores o mal comportamiento
  • a menudo es susceptible o fácilmente molestado por otros
  • a menudo es colérico y resentido
  • a menudo es rencoroso o vengativo

 Nota: Considerar que se cumple un criterio sólo si el comportamiento se presenta con más frecuencia de la observada típicamente en sujetos de edad y nivel de desarrollo comparables.

  •  El trastorno de conducta provoca deterioro clínicamente significativo en la actividad social, académica o laboral.
  •  Los comportamientos en cuestión no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico o de un trastorno del estado de ánimo.
  •  No se cumplen los criterios de trastorno disocial, y, si el sujeto tiene 18 años o más, tampoco los de trastorno antisocial de la personalidad.

¿Qué hacer si se observan estos síntomas?

En caso de que los criterios más arriba expuestos se evidencien en el niño, es necesario que los padres o tutores legales del mismo puedan acudir a un centro especializado dónde realmente sea posible la realización del diagnóstico para posteriormente, diseñar un plan de tratamiento adecuado en función de la edad y características del niño.

Se considera que no se trata de un trastorno más, sino uno de los problemas de conducta clínicos más serios en niños. De no abordarse de forma rigurosa y eficaz, condena a quien lo sufre a una probable carrera de problemas sociales, legales y de marginación.

¿En qué consiste el tratamiento?

La mayoría de los estudios llevados a cabo al respecto se centran en el conjunto de técnicas denominadas como cognitivo-conductuales. En este sentido se trabaja con el niño para que aprenda a adquirir habilidades para afrontar determinadas situaciones y de gestión emocional. El objetivo es posibilitar la generalización de los aprendizajes adquiridos al resto de contextos de los que forma parte el niño.

Por otro lado, en este tipo de casos se considera de gran relevancia el trabajo conjunto con los padres a modo de entrenamiento e intervención directa en aquellas situaciones concretas que puedan ir surgiendo en el día a día de la familia. Se trata de que ellos puedan aprender a ser más eficaces en el desarrollo de nuevas habilidades al tiempo que se eliminan aquellos métodos de menor efectividad.

 Por tanto, no se trata del cambio de un sujeto concreto, sino más bien de la modificación de patrones comportamentales familiares establecidos que no resultan efectivos en este trastorno.

 

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *