¿A qué edad es recomendable empezar la guardería? Aida Mañero Ocarranza

La pregunta de a qué edad es aconsejable que los niños comiencen a ir a la guardería es una cuestión a la que muchas madres y padres se enfrentan cuando tienen que decidir si ha llegado la hora de que sus hijos comiencen esta etapa.

 Para tomar esta decisión, además de todo lo concerniente al niño en sí, entran en juego otras variables que influyen de forma notable como son los horarios laborales de los padres o la ausencia de un familiar cercano disponible con quién dejar al niño. Dichos factores hacen que, en ocasiones, los padres se vean obligados a adelantar el momento de iniciar la guardería, hecho por el cual se pueden sentir incluso culpables por el sentimiento de abandono que experimentan con respecto a sus hijos.

 No obstante, en caso de ser posible elegir el momento más adecuado, según muestran algunos estudios llevados a cabo al respecto, ese instante sería entre los 18 y los 24 meses del niño. Parecen existir algunos motivos por los que se considera que esta edad es la más idónea para comenzar la guardería, entre ellos cabe señalar:

 –        A esta edad el niño ya comienza a ser más autónomo puesto que empieza a andar y a decir sus primeras palabras.

 –        En este periodo el niño igualmente ha aprendido a jugar y relacionarse con otros niños a través del juego.

 –        A lo largo de este tiempo, ha sido posible establecer ya un adecuado vínculo materno entre la madre y el hijo, lo cual permite a su vez construir un apego sano y seguro entre ambos, es decir, un apego que permita al niño desenvolverse con seguridad y explorar el entorno cuando la madre no esté presente.

 –        A partir de esta edad por tanto, no es necesario un contacto tan continuo, continuado y estrecho entre madre e hijo, sí es necesario que el niño reciba estimulación e información de fuentes externas a su hasta ahora único mundo.

 Como se indica, estas son algunas de las razones por las que se considera más idóneo que el niño comience el periodo de la guardería ente el año y medio dos años, se podría decir que se trata de las condiciones óptimas, sin embargo, y debido a los factores de carácter más externo que se han citado anteriormente, en caso de adelantarse unos meses este momento tampoco supondría esto algo perjudicial para el propio niño.

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *