SÍNDROME X FRÁGIL Y NEUROFEEDBACK. Belén Pozo

El Síndrome X Frágil se refiere a una patología de carácter genético en la que los sujetos presentan repeticiones anómalas en la región del cromosoma X (FMR-1) de la cadena de su ADN. El cuadro de síntomas neuropsicológicos  de este trastorno es variado, dependiendo del número de repeticiones, las más comunes son:

–          Déficit cognitivo en diferentes grados

–          Hiperactividad

–          Problemas de atención

–          Dificultades en la comunicación

–          Problemas en las relaciones sociales

–          Déficit en la inteligencia emocional

Debido a la complejidad del cuadro de síntomas el tratamiento requiere de la intervención de diversos profesionales. La atención e hiperactividad así como la conexión con el entorno son la base de la adquisición de muchos aprendizajes, todas estas áreas mejoran con el tratamiento en neurofeedback. A través del mismo el sujeto aprende a generar una serie de ondas cerebrales que favorecen la concentración y la disminución de la hiperactividad.

Según nuestra experiencia hemos observado como los primeros cambios, en las primeras semanas de tratamiento son que el niño está más tranquilo y es capaz de mantener una conversación más relajada con las personas de su entorno. A su vez se observa que muestra un mayor control sobre su conducta.  A medio plazo se muestra más centrado en las tareas y va aumentando su capacidad atencional. A largo plazo se muestra más relajado, con una menor hiperactividad y un mayor autocontrol de su conducta. Un aspecto a destacar en los sujetos con este tipo de trastorno, es que son capaces de conectar más con el entorno, lo que favorece una mejor comunicación.

 El neurofeedback produce un cambio interno en el sujeto que se refleja en su estado externo, mostrándose más tranquilo y comunicativo. Gracias a los últimos avances, los casos complejos presentan una mejorías notables y mantenidas en el tiempo. 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *