Psicología infantil: Ir a la cama P1

Psicología infantil: Ir a la cama P1

El aprendizaje de irse a dormir sólo es en ocasiones complicado y a veces conlleva ciertas dificultades como la adquisición de otras autonomías. Las principales y más comunes causas por las que a los niños les cuesta irse a la cama son entre otros:

-Algunos niños interpretan el sueño como una separación de sus padres y se resisten a entrar en él como un sistema para contrarrestar el poco tiempo que tienen para relacionarse con ellos durante el día.

-El exceso de estímulos (juegos, televisión, etc.) previos al momento de ir a la cama pueden dificultar el sueño estos activan a nivel fisiológico al niño lo que dificultad la conciliación del sueño.

-La falta de un hábito regular en cuanto a horario o forma de ir a dormir puede también dificultar este momento debido a que genera incertidumbre, ansiedad y una elevada activación fisiológica, por lo que es muy importante el establecimiento de una rutina estable.

A parte de los factores anteriores, pueden influir otros, como:

  • consumo de algunos alimentos que contienen sustancias excitantes (bebidas de cola, cacao, chocolate, té, zumos de naranja…)
  • temperatura inadecuada de la habitación
  • exceso o escasa de ropa de abrigo
  • aumento o disminución del ruido ambiental en relación al habitual

Por todo ello es importante crear un entorno agradable y relajado para iniciar el sueño.

Lo primero es fijar una hora adecuada a la edad y cumplirla todos los días, además no valen las excusas, el niño debe saber que a ésa hora se va a la cama y que haga lo que haga, se irá a la cama.
Como hemos dicho antes, se han de evitar actividades excitantes después de la cena.
Crear un ambiente agradable y tranquilizador a la hora de acostarse y realizar alguna actividad sedante como contar un cuento.

Belén Pozo

Psicóloga Infantil Sanitaria

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta