Cómo fomentar la motivación de tus hijos en los estudios

Cómo fomentar la motivación de tus hijos en los estudios

Uno de los aspectos que más preocupa a los padres, es saber cómo poder actuar con sus hijos sobre los estudios.

desmotivacionLa transición de un curso a otro, conlleva una mayor exigencia y dedicación en el niño. Es decir, un mayor número de horas a la semana de entrega al estudio y de tareas que tienen que realizar en casa. En muchos casos, estos cambios hacen que los niños pierdan interés, se desmotiven y estén cansados por tantas horas dedicadas al ámbito académico, favoreciendo el rechazo a sus estudios. Algunas de las frases más características suelen ser “estudiar es un aburrimiento, no me gusta, no sirve para nada, llevo todo el día con lo mismo, no me gustan las asignaturas, me da igual suspender,…”.

Es importante intentar empatizar con las circunstancias que vive el niño, esto nos ayudará a poder entender por lo que está pasando y el porqué de sentirse así. Ya que debido a la impotencia y preocupación de los padres por el futuro de sus hijos y su anhelo porque sean cada vez más autónomos e independientes. Sin darse cuenta, hacen que sus días estén llenos de comentarios (ejemplo: que aprueben, que se pongan solos a estudiar, que aprendan a organizarse y planificarse, que apunten todo en la agenda, que saquen muy buenas notas, que no les quede ninguna asignatura, etc.), que junto a otros factores tantos internos como externos del entorno, pueden acabar agobiando o presionando al niño o adolescente. Esto se convierte en una lucha diaria entre padres e hijos, cada vez que llega el momento de estudiar.

¿Qué aspectos tenemos que tener en cuenta para fomentar su motivación?

  • Castigos y presiones: evitar los castigos y las amenazas por no cumplir lo que debería haber hecho. Ya que esto, puede desmejorar la relación con el niño e incentivar un mayor número de conflictos, además de poder sentirse agobiado por todas las presiones, exigencias y comentarios sobre los estudios.
  • Crear con el niño un espacio exclusivo para el estudio: donde asocie un lugar y un tiempo de dedicación a las tareas y donde se evite cualquier tipo de distractor. Es importante que el niño se sienta cómodo, que no tenga muchos objetos con los que pueda distraerse en la habitación, así como una mesa limpia y organizada.
  • Comunicarse con los profesores: pueden asesorar sobre el tipo de técnica de estudio que le puedan ayudar al niño, ya que muchas veces su desmotivación viene por el no saber cómo hay que estudiar. Además de aconsejar sobre clases de refuerzo extraescolar, para que puedan reforzar, repartir y organizar las tareas de cada día.
  • Premios o reforzadores: motivarle con algo que deseé después del estudio, es uno de los alicientes más potentes para incrementar su motivación a la hora de hacer la tarea (ejemplo: cuando termines los deberes podrás ver un capítulo de tu serie favorita). Además de un premio podemos acompañarle con una frase que valore su esfuerzo puesto en la tarea (ejemplo: muy bien, lo has hecho genial. Te has ganado ver tu serie favorita). Si se lleva a cabo esto, es importante consensuarlo con el chico y que sea consciente de que se consigue por el esfuerzo y dedicación empleado, no como algo que se consiga sin más.
  • Actitud positiva: es importante que el niño vea o perciba a sus padres como figuras de apoyo con los que pueda contar y que sienta que creen en él. Para ello deben predominar comentarios positivos sobre los negativos. Esto ayudará a tener una actitud más positiva en el niño.
  • Participar en otros aspectos de su vida: es importante que no solo nos centremos en el ámbito académico. Esta claro que es un área importante pero también es necesario poder llenar las otras áreas del niño como es el área familiar, social y ocio. Se deben buscar otros momentos para pasar tiempo con él e implicarse en actividades que le gusten y que le hagan sentirse bien.

 

Rocío Delgado Iglesias

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La adquisición de los aprendizajes y las funciones ejecutivas

La adquisición de los aprendizajes y las funciones ejecutivas

Las funciones ejecutivas en los niños y en las niñas aparecen en el primer año de vida y se irán desarrollando a lo largo de la adolescencia y primeros años de la edad adulta, teniendo en cuenta, que no todas las funciones se van a desarrollar a la vez. Algunos de estos componentes son el control de respuestas emocionales, la flexibilidad cognitiva, la memoria de trabajo, la planificación y organización, el manejo del tiempo, la toma de decisiones, la iniciativa, la supervisión y monitorización de la tarea, la organización de materiales, el establecimiento de metas, o la inhibición de respuesta.

Son muchos los trastornos que están relacionados con las funciones ejecutivas. Algunos en los que se evidencian alteraciones en estas funciones, son los trastornos del espectro autista, el déficit de atención e hiperactividad, el trastorno del aprendizaje no verbal, el trastorno específico del lenguaje, el trastorno de Tourette, la discalculia, la dislexia,…. También, en patología psiquiátrica, trastornos genéticos, parálisis cerebral o trastornos del desarrollo intelectual, se ven afectados en mayor o en menor medida estos procesos cognitivos.

En el ámbito educativo, son consideradas como habilidades imprescindibles en la adquisición de los aprendizajes. Una alteración en ellas, implicará diversos problemas en el área académica sobre todo en cursos que son más avanzados, donde la complejidad y la cantidad de información que hay que adquirir son mayores y por consiguiente, el nivel de exigencia que se pide es superior a cursos inferiores.

Se observa en muchos niños y niñas que a priori disponen de unas buenas capacidades cognitivas para poder adquirir los contenidos que se les plantean en clase, que a la hora de gestionar la información presentan problemas; presentan problemas, ya que no pueden acceder a dicha información, ni pueden organizarla, además de resultarles difícil realizar los trabajos o las tareas escolares, e incluso, los resultados que se obtienen en los exámenes, no son buenos.

Los estudiantes, han de ir relacionando las nuevas informaciones con aquellas que ya tienen a su disposición y es importante tener en cuenta que la estructura de los conocimientos previos, va a condicionar los nuevos conocimientos, y estos a su vez, también tienen su influencia sobre los ya adquiridos puesto que los reestructuran y los modifican.

Algunos componentes de estas capacidades cognitivas, como es el caso de la memoria de trabajo, tienen un peso muy importante en los aprendizajes (la escritura, la lectura o la resolución de problemas). Esta función cognitiva parece estar más relacionada con aprendizajes específicos, mientras que otras funciones como es el caso de la inhibición de la respuesta o de la flexibilidad cognitiva, lo están más con los aprendizajes en general.

Algunas señales a tener en cuenta, respecto a alteraciones ejecutivas, se presentan a continuación:

  • Lectura: pérdida del ritmo, dificultad para mantener la atención en fragmentos que son más largos, problemas para entender la globalidad,…
  • Escritura: problemas para unir las ideas o hechos, ya que se presentan de manera desorganizada y sin coherencia, falta de prioridad a la hora de escribir unas ideas ante otras,…
  • Hacer uso de estrategias y técnicas de estudio: baja tolerancia a la frustración, dificultades a la hora de hacer varias cosas a la vez, o de cambiar el foco atencional,…
  • Entregar tareas escolares: problemas en la organización de ideas, dificultades en la autorregulación o monitorización, dificultades en la estimación del tiempo, en el establecimiento de metas más o menos prioritarias, o problemas en los pasos a seguir,…

Como un rendimiento insuficiente en los componentes ejecutivos, repercutirá en áreas escolares (escritura, comprensión lectora, resolución de problemas, toma de apuntes, realización de esquemas y resúmenes, organización de los trabajos a entregar, ejecución de un exámen, capacidad para organizar el estudio,…), es adecuado ofrecer estrategias a nivel escolar tanto en este ámbito como en el familiar para poder mejorar las funciones ejecutivas y favorecer los aprendizajes.

Información obtenida de:

  1. Tirapu-Ustárroz; A. García Molina; M. Ríos-Lago; A. Ardila. (2012). Funciones ejecutivas y dificultades de aprendizaje. K. García Nonell; E. Rigau, Neuropsicología de la corteza prefrontal y las funciones ejecutivas (pp. 519-531). Barcelona: Viguera.

 

Miriam Benavides

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cómo enseñar a los más pequeños a tolerar la frustración

Cómo enseñar a los más pequeños a tolerar la frustración

En una sociedad como la actual en la que se valora de modo positivo la inmediatez, la rapidez y prontitud, parece tarea complicada poder enseñar a los más pequeños lo que significa la tolerancia a la frustración y más aun, que la acepten y toleren de modo adaptativo.

Se considera esta tolerancia a la frustración como la capacidad para afrontar los problemas y/o limitaciones que acontecen en el día a día, a pesar de la incomodidad que éstos pueden generar, aceptando el posible no cumplimiento de aquellos deseos o apetencias que se tengan, de forma que el enfado, la tristeza o inquietud que pueden surgir ante tal situación no desborden al niño y se desemboque en una rabieta.

Hoy en día es frecuente observar niños y niñas con este tipo de problemática por diferentes razones y motivos:

  • Dificultad de los progenitores para el establecimiento de límites o para decir “No” por temor a que el niño sufra o monte una rabieta.
  • Presencia de una visión excesivamente egocéntrica por parte del menor, el cual considera que merece todo.
  • Dificultad de los propios niños para el manejo y control emocional.
  • Dificultad de los propios niños para postergar ciertas gratificaciones a momentos posteriores.

En consecuencia, niños y niñas con este tipo de problemas para tolerar la frustración, a menudo presentan características definitorias como son, entre otras:

  • Mayor nivel de impulsividad e impaciencia.
  • Bajos niveles de flexibilidad y adaptabilidad.
  • Elevados niveles de exigencia para con el otro.
  • Presencia de pensamientos dicotómicos y radicales del tipo “blanco o negro”.

No obstante, como cualquier otra capacidad, es necesario indicar que la tolerancia a la frustración es susceptible de ser entrenada, por lo que puede ser trabajada y desarrollarse hasta conseguir una mejor adaptación y menor desbordamiento por parte de los niños. Para ello, algunos consejos útiles son los que se detallan a continuación:

  • Evitar actitudes parentales sobreprotectoras, en las que se le de al niño la mayoría de las cosas hechas y de forma inmediata para evitar del mismo modo su posible sufrimiento.
  • Permitir que los más pequeños cometan errores, de forma que ensayen para situaciones futuras.
  • Otorgar ejemplo por parte de los padres sobre cómo afrontar esas situaciones, de un modo positivo y constructivo, planteando la posibilidad de aprender de los propios errores, no considerando éstos como algo terrible.
  • No ceder ante sus posibles exigencias.
  • Ayudarles a la búsqueda de vías alternativas de actuación y a pedir ayuda.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Exceso de deberes?

¿Exceso de deberes?

Los deberes que se mandan en el ciclo de primaria es un tema de actualidad, el debate de si se mandan demasiados está en todos los medios.

Es cierto que antes los deberes eran menos que en la actualidad pero también es cierto que el nivel de exigencia era menor. En la actualidad debido a que nos encontramos en la era de la información la formación es vital para poder vivir en el día a día, de ahí que el nivel de exigencia escolar haya aumentado, pero ¿es el adecuado? ¿qué ocurre con este nivel de exigencia?

Lo cierto es que los niños dejan de ser niños antes, el exceso de deberes genera estrés familiar lo que lleva a que no tengan tiempo para el juego, necesario para el desarrollo de otras habilidades como la frustración, manejo de emociones, habilidades sociales u otros aspectos cognitivos. Otra de las cosas que suelen pasar es que los padres hacen los deberes de los hijos para evitar que se acuesten tarde. Por todo ello, ¿realmente se está obteniendo el objetivo? Lo cierto es que por lo general se genera una mayor desmotivación y crispación familiar a la hora de la realización de las tareas escolares.

Los niños necesitan un cambio y de todos depende.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Problemas con las matemáticas?

¿Problemas con las matemáticas?

La denominada Discalculia se encuentra incluida dentro de los considerados Trastornos del Aprendizaje; se trata de una patología en la que se observa afectada la correcta adquisición de las habilidades y conceptos aritméticos, no pudiendo ser ésta explicada por causas como el retraso mental o una escolarización inadecuada.

Se evidencia en las dificultades observadas en los más pequeños ante la adquisición de conceptos matemáticos básicos como:

  • la suma, se comprende la noción en sí pero no se llega a su completa automatización, dificultándose la operación en su forma mental necesitando apoyos externos y materiales.
  • la resta, con un proceso de mayor complejidad que la suma, aparecen errores frecuentes en la colocación de los elementos y en la confusión con los signos.
  • la multiplicación, con esta operación los problemas aparecen en relación a la memorización de las diferentes tablas y su cálculo mental.
  • la división, dada la combinación de las tres operaciones anteriores para llevar a cabo la división, si éstas no se encuentran adquiridas, el aprendizaje de la misma evidentemente se observa alterado.

Tales alteraciones se manifiestan por lo general en torno a los 8 años de edad, no obstante, en algunos niños ya es posible observar dichos sigos hacia los 6, por lo que la etapa de Educación Primaria es clave para el diagnóstico y la valoración de la necesidad de intervención.

Criterios diagnósticos DSM-IV-TR

 1. La capacidad para el cálculo, evaluada mediante pruebas normalizadas administradas individualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de la esperada dados la edad cronológica del sujeto, su coeficiente de inteligencia y la escolaridad propia de su edad.

2. El trastorno del Criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren capacidad para el cálculo

3.Si hay un déficit sensorial las dificultades para el rendimiento en cálculo exceden de las habitualmente asociadas a él.

La Discalculia de forma frecuente aparece asociada con otros trastornos en la etapa infantil, por lo que su comorbilidad es habitual (se cree que aproximadamente en el 25% de los casos). Se considera que la Discalculia se encuentra asociada a:

  • la Dislexia en un 17% de los casos estudiados y
  • al Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en un 26%.

Información extraída de:

http://www.discalculia.es/

http://es.slideshare.net/wenaraya/dislexia-discalculia-disgrafia-y-dislalia

Aida Mañero

Psicóloga

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Terrores nocturnos

Terrores nocturnos

RoEl terror nocturno es una reacción súbita de miedo, que tiene lugar en la transición de la fase de sueño más profunda no REM (de dos a tres horas de conciliación del sueño), al sueño más superficial REM, etapa en la que se producen los sueños.

Es un trastorno del sueño, que parece a una pesadilla pero mucho más intensa.

Muchos niños a los que les ocurren estos terrores, podrían cambiar de postura en la cama, sentarse, estar acostados, llorar, gritar, patalear, gimotear, balbucear y no parar de moverse con los ojos abiertos, pero sin que estén realmente despiertos.

Este tipo de respuestas son debidas a una alteración del sueño, que se encuentran en una fase intermedia entre el sueño y la vigilia. Podríamos hablar de un despertar parcial durante una etapa de sueño profundo, en la que parecen estar despiertos, pero en realidad se encuentran dormidos.

Los padres al ver que sus hijos sienten miedo, viven una situación muy angustiosa y de impotencia, al no poder hacer nada al respecto. Al encontrarse en esta fase, el niño no es consciente de la presencia de sus padres en la habitación, por lo que es poco probable que pueda reaccionar a los mensajes de calma que se le quieren transmitir.

Entender los terrores nocturnos, puede ayudar a disminuir las preocupaciones de los padres y así ayudarles a dormir más tranquilos por las noches.

Los investigadores expertos en este campo, consideran que, los terrores nocturnos se producen como fallos misteriosos en las transiciones que normalmente hacemos cada noche, entre las diversas etapas del sueño. Hasta un 15 por ciento de los niños tienen terrores nocturnos en algún momento, iniciándose por lo general entre 1 y 5 años de edad. Puede continuar hasta los 7 años e incluso alargándose hasta la adolescencia.

Un episodio puede durar de 2 a 40 minutos y cuando finaliza, vuelve a dormir sin recordar lo sucedido.

¿Qué se recomienda hacer?

  •  No debemos despertar al niño durante el terror nocturno, ni intentar inmovilizarle.
  •  Vigilarle para asegurarnos de que no se haga daño y esperar unos minutos hasta que el episodio pase.
  • Intentar que el ambiente antes de irse a la cama sea lo más relajado posible. Evitar demasiada excitación o estímulos violentos y reducir el estrés al que puede estar  sometido el niño las horas antes.
  • Establecer una rutina a la hora de acostarle y que cumpla las horas necesarias de sueño para su edad.

Información extraída:

http://m.bebesymas.com/salud-infantil/parasominas-infantiles-terrores-nocturnos-en-los-ninos.

http://espanol.babycenter.com/a7400009/terrores-nocturnos-por-qu%25C3%25A9-ocurren-y-qu%25C3%25A9-hacer-al-respecto#ixzz46uvDmKcl

Rocio Delgado

Psicóloga

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Desayuno sobre el Rotter

Cgo4QsXWsAA9NPlDesayuno sobre el Rotter

Lo primero de todo es agradecer a los asistentes al desayuno del pasado viernes 22 de abril sobre la prueba proyectiva del Rotter y como complemento del Sacks.

Las reuniones entre profesionales son muy enriquecedoras y ayudan a que la profesión crezca. La experiencia es la mejor teoría y la técnica más eficaz con la que trabajar en el día a día con los casos que acuden tanto a consulta como en el ámbito escolar.

Fue una mañana muy enriquecedora y os agradecemos vuestra asistencia.

Aprovechamos para anunciaros que el próximo desayuno será el 22 de octubre a las 11:00 horas y el tema sera la Interpretación del WISC-IV, esperamos vuestra asistencia de nuevo. Al ser un evento de plazas limitadas si queréis apuntaros ya podéis hacerlo mandando un mail a info@vacaorgaz.com o llamando al 917599084.

Os esperamos.

Equipo Vaca Orgaz

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Últimas plazas: Test del Rotter, una herramienta esencial

Sin títuloÚltimas plazas: Test de Rotter, una herramienta esencial

En muchas ocasiones en las evaluaciones y tratamientos de niños y adolescentes no es posible llegar a la raíz del problema. El profesional observa que el caso avanza pero no acaba de cambiar la situación, esto es debido a que hay ciertos factores que no han sido encontrados de manera explícita.

En muchas ocasiones el sujeto no expresa de manera directa ciertas preocupaciones o miedos de manera directa por negación de las mismas o porque estas son inconscientes para el sujeto. Gracias al Rotter podemos detectarlas y trabajarlas. El Rotter es una prueba proyectiva en la que el sujeto debe de completar un número de frases en las que proyectará sus preocupaciones, miedos , deseos y emociones. Estas frases analizan las diferentes áreas de la vida del sujeto de una forma pormenorizada y el análisis de las mismas ofrecerá al profesional de una información imprescindible en la evaluación y tratamiento del caso.

Este viernes 22 de Abril a las 11, en nuestro centro, ofrecemos un desayuno para el estudio de dicha prueba en el que se verán casos clínicos reales prácticos. No puedes faltar y sólo quedan unas cuantas plazas disponibles, todavía estás a tiempo, mándanos un mail a info@vacaorgaz.com y reserva tu plaza.

Te esperamos

Belen Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Autonomía en casa y los estudios

IMG-20140521-WA0006Autonomía en casa y los estudios

Hoy en día los niños están sometidos a una gran presión escolar como es de todos sabido. En todos los centros escolares se mandan un gran número de deberes y se ejerce una gran presión en relación al rendimiento y estudio. A todo ello se le suma el hecho de que los progenitores no pueden pasar el tiempo que a ellos les gustase por lo que el tiempo que pasan con sus hijos es casi siempre para estudiar y hacer tareas.

El nivel de exigencia escolar a aumentado en gran medida y necesitan estudiar más y dedicar más tiempo a las tareas escolares. Este hecho hace que necesiten en gran medida de la ayuda de un adulto. Pero también es cierto que en muchas ocasiones los adultos que estudian con los niños ayudan demasiado en la tarea debido a que observan que el niño o niña no es capaz de hacerlo solo, ¿por qué ahora les cuesta tanto ponerse a estudiar solos?

Uno de los factores que se encuentran en la base de esta problemática es la falta de autonomía. No se puede pedir a un niño o niña que se ponga a estudiar sólo, que apunte en la agenda, que no se le olviden los libros o que se organice en las tareas sino recoge su ropa, hace su mochila, se ducha sólo, lleva la ropa a lavar o pone la mesa en la comida. La base de la autonomía en la escuela está en la autonomía personal. A esto hay que añadirle que esta autonomía personal aporta al niño una gran autoestima y seguridad en sí mismo.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Trastorno del Síndrome de Alcoholismo fetal

Trastornos del Síndrome de Alcoholismo fetal

La exposición prenatal a determinados agentes teratogénicos, como es el caso del alcohol, va a afectar al desarrollo del embrión y/o del feto, provocando alteraciones a nivel morfológico y funcional.

Afecta a las características faciales, al crecimiento y al funcionamiento del Sistema Nervioso Central. Se producen trastornos neuropsicológicos, neurocomportamentales y neurocognitivos.

Más concretamente, los niños con síndrome de alcoholismo fetal (SAF), presentan déficit de atención, dificultades en el procesamiento de la información, problemas en la memoria operativa, inhibición de respuestas, en la flexibilidad cognitiva y planificación, dificultades en fluidez verbal, exceso de actividad, torpeza motora, problemas en motricidad fina y gruesa, dificultades en la conducta adaptativa y, dificultades para solucionar problemas. También, hay presencia de conductas repetitivas, retraso cognitivo, dificultades de aprendizaje, déficits en imaginación y presencia de trastornos epilépticos. Parece entonces, que los problemas en procesos atencionales y funciones ejecutivas son manifestaciones características.

Hay que tener en cuenta, que no solo los efectos directos de la ingesta de alcohol por parte de la madre van a afectar al embrión o al feto, sino que de manera más indirecta, este consumo ocasionará insuficiencia placentaria y desnutrición en la madre.

Aunque parece no estar muy claro los mecanismos que se encuentran tras este síndrome, parece que juegan un papel importante:

  • La edad de la madre.
  • El metabolismo de la madre y del feto.
  • El nivel de ingesta de alcohol.
  • La frecuencia del consumo.
  • El momento del embarazo en el que el feto es expuesto a este agente teratógeno.
  • Los efectos metabólicos y nutritivos del alcoholismo, etc.

Miriam Benavides

Psicóloga

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario